Tema 2

Dimensión Cristiana. Los ojos fijos en Jesús
Tema 1Tema 3

Identidad del Antiguo Alumno de Don Bosco

Tema 2. Dimensión Cristiana. Los ojos fijos en Jesús

“Todos en la sinagoga tenían los ojos fijos en Él”. (Lc 4, 20).

Introducción

“Queridos Exalumnos y Exalumnas: Viviendo vuestra existencia de laicos guiados por una clara conciencia moral, desarrollando vuestro trabajo con competencia profesional y expresando vuestra apertura al mundo de hoy con un concreto compromiso social, manifestaréis al mundo lo que significa ser “sal de la tierra y luz del mundo”. (Rector Mayor. Presentación del Estatuto Mundial).

El capítulo 1 del Estatuto de la Confederación Mundial de los Exalumnos y Exalumnas de Don Bosco, pone como indicador de la identidad y origen de la Asociación el texto “Vosotros sois la sal de la tierra… y la luz del mundo”. (Mt 5, 13-14).

Para lograr este objetivo (sal y luz), la Asociación garantiza un itinerario institucional y personalizado de formación (Ver. Estatuto Mundial Art. 4).

Nada mejor para esta tarea que FIJAR LOS OJOS EN JESÚS y, desde Él, dar la colaboración que a todos se nos pide de cara a construir juntos un mundo mejor. Puede sonar a tópico; pero dadas algunas situaciones de nuestro mundo y dada la preocupación por los jóvenes en este momento, para fijar los ojos en Jesús, no nos queda más remedio que mirar a Don Bosco y verle cumplir lo que prometió: hasta el último suspiro, todo por los jóvenes.

1. Mirar al sistema preventivo: una palabra autorizada

“No es posible dedicarnos aquí a afrontar una problemática tan amplia y compleja (se refiere a la educación). No obstante, si queremos relanzar los antiguos alumnos, de modo que no sean únicamente ex colegiales sino verdadero grupo de la familia salesiana, debemos mirar al sistema preventivo de Don Bosco, para ver sus grandes principios y profundizar con perspectivas de futuro sus líneas fundamentales; solo así seguirá vivo y fecundo, para nuestros antiguos alumnos, el título de pertenencia en virtud de la educación recibida. El sistema preventivo está considerado como uno de los elementos integrantes del carisma de Don Bosco. (VIGANÓ E. Los Antiguos Alumnos de Don Bosco. ACG 321, 18).

dimensión cristina del antiguo alumno de don bosco

2. NO A DISCURSOS DE ODIO (construir juntos una cultura de derechos humanos).

Frente al discurso de odio (Ver DBI), una propuesta: el Sistema Preventivo.

Ante la constatación generalizada del avance de relaciones más de la cultura de la distancia-prejuicio-guerra (discurso del odio), es necesario estudiar y proponer una cultura de los derechos humanos: amistad, comprensión, diálogo; para nosotros se concentra en una mirada a Don Bosco y a su sistema educativo: El Sistema preventivo.

2.1. Discurso de odio

  • Definición.

 “Cualquier forma de comunicación de palabra, por escrito o a través del comportamiento, que sea un ataque o utilice lenguaje peyorativo o discriminatorio en relación con una persona o un grupo sobre la base de quiénes son o, en otras palabras, en razón de su religión, origen étnico, nacionalidad, raza, color, ascendencia, género u otro factor de identidad”(Estrategia y Plan de las Naciones Unidas para la lucha contra el discurso de odio, 2020).

  • Algunas manifestaciones:

En 2013 el Consejo de Europa lanzó la campaña “NO AL DISCURSO DEL ODIO”, dirigida a combatir el discurso del odio y promover los derechos humanos online.

El Papa Francisco reconoció el hecho de que muchas personas hoy en día se enfrentan a una “agresividad sin pudor”.

Otras Muchas y variadas (que no procede plasmar aquí).

2.2. Oferta de educación salesiana: el legado de Don Bosco.

Nos dice Don Bosco: “El Sistema Preventivo consiste en dar a conocer las prescripciones y reglamentos de un instituto, y vigilar después de manera que los alumnos tengan siempre sobre sí el ojo solícito del director o de los asistentes, los cuales, como padres amorosos, hablan, sirven de guía en toda circunstancia, dan consejos y corrigen con amabilidad; que es como decir poner a los alumnos en la imposibilidad de faltar. Este sistema descansa por entero en la razón, en la religión y en el amor”.

En coherencia con el legado de Don Bosco, resulta evidente que nos corresponde a los educadores salesianos el deber y la responsabilidad de educarnos todos para descubrir la situación de nuestro mundo, y promover y tutelar los derechos humanos para una sociedad mejor.

Don Bosco nos ha dejado una espléndida síntesis de la educación integral en el binomio “buenos cristianos y honestos ciudadanos” que hoy podemos traducir fácilmente en “ser honrados ciudadanos porque somos buenos cristianos”. El Sistema Preventivo de Don Bosco involucra a toda la persona del educador y a la comunidad a la que pertenece junto a los jóvenes.

Inicio

Quiénes somos

Contacto

3. Razón, Religión y Amor

En este momento me detengo en la RELIGIÓN.

La presencia de la religión indica que la pedagogía de D. Bosco es, por naturaleza, trascendente. Lo expresaba muy bien el Papa Juan Pablo II hablando de D. Bosco cuando decía:

“El secreto personal de D. Bosco estuvo en no defraudar las aspiraciones profundas de los jóvenes: necesidad de vida, de amor, de expansión, de alegría, de libertad, de futuro, y simultáneamente en ayudarlos gradualmente a comprobar que en la amistad con Cristo se alcanza la plenitud de los ideales más auténticos”.

Se nos pide aquí un doble compromiso: por una parte, el respeto a las distintas formas de creencia que tienen cabida en la Asociación de AAAA: y, por otra, el esfuerzo de ofrecer el mensaje cristiano a los que se sienten llamados a vivir su vida desde el misterio de la vida de Jesús de Nazaret. En este sentido este subsidio es una ayuda para descubrir la dimensión transcendental en la vida de los Exalumnos y Exalumnas de Don Bosco. Don Bosco sin esta dimensión no sería Don Bosco.

4. Una opción por Cristo

Ofrezco en este momento dos puntos de referencia que pueden ayudar a centrar nuestra vida cristiana:

4.1. El Papa Benedicto XVI en su preciosa Carta encíclica (la primera que escribió) DEUS CARITAS EST sobre el amor cristiano. Así se expresa:

 “Hemos creído en el amor de Dios: así puede expresar el cristiano la opción fundamental de su vida. No se comienza a ser cristiano por una decisión ética o una gran idea, sino por el encuentro con un acontecimiento, con una Persona, que da un nuevo horizonte a la vida y, con ello, una orientación decisiva” (Benedicto XVI. Deus caritas est, 1).

4.2. El famoso himno cristológico de San Pablo a los cristianos de Colosas: es la doctrina más importante de toda la carta donde Pablo da a conocer a un Cristo cabeza de la Iglesia y de toda la creación.

HIMNO CRISTOLOGÍCO (Col 1, 12-21): “Por eso también nosotros, desde que nos enteramos, no dejamos de orar por vosotros y de pedir que consigáis un conocimiento perfecto de su voluntad con toda sabiduría e inteligencia espiritual. De esa manera vuestra conducta será digna del Señor, agradándole en todo; fructificando en toda obra buena, y creciendo en el conocimiento de Dios, fortalecidos plenamente según el poder de su gloria para soportar todo con paciencia y magnanimidad, con alegría, dando gracias a Dios Padre, que os ha hecho capaces de compartir la herencia del pueblo santo en la luz. Él nos ha sacado del dominio de las tinieblas, y nos ha trasladado al reino del Hijo de su Amor, por cuya sangre hemos recibido la redención, el perdón de los pecados. Él es imagen del Dios invisible, primogénito de toda criatura; porque en él fueron creadas todas las cosas: celestes y terrestres, visibles e invisibles, Tronos y Dominaciones, Principados y Potestades; todo fue creado por él y para él. Él es anterior a todo y todo se mantiene en él. Él es también la cabeza del cuerpo: de la Iglesia. Él es el principio, el primogénito de entre los muertos, y así es el primero en todo. Porque en él quiso Dios que residiera toda la plenitud. Y por él y para él quiso reconciliar todas las cosas, las del cielo y las de la tierra, haciendo la paz por la sangre de su cruz”.

dimensión cristina del antiguo alumno de don bosco

5. LA BUENA NOTICIA: EVANGELIO

Hay una página, más o menos conocida, titulada EL EVANGELIO DE DON BOSCO. No se trata de ninguna herejía sustitutoria de Cristo por Don Bosco (eso ya lo hicieron los alumnos del oratorio de Valdocco en la visita del Obispo). Se trata más bien de ver los toques evangélicos que hacen especial mella en el corazón de Don Bosco y que le llevaron a hacer la opción por la educación cristiana de los jóvenes.

5.1. Sensibilidad salesiana ante el Evangelio.

“El espíritu salesiano encuentra su modelo y su fuente en el corazón mismo de Cristo, apóstol del Padre . Al leer el Evangelio, somos más sensibles a ciertos rasgos de la figura del Señor: su gratitud al Padre por el don de la vocación divina a todos los hombres; su predilección por los pequeños y los pobres; su solicitud en predicar, sanar y salvar, movido por la urgencia del Reino que llega; su actitud de Buen Pastor, que conquista con la mansedumbre y la entrega de sí mismo; su deseo de congregar a los discípulos en la unidad de la comunión fraterna” (Const. SDB, 11).

dimensión cristina del antiguo alumno de don busco

5.2. Dos muestras.

Se presentan a continuación dos muestras (hay muchas más) de esta sensibilidad bosquiana-salesiana ante el mensaje de Jesús en su Evangelio. Ante estos textos, como es lógico, es la iniciativa individual y grupal la que determina la forma de abordarlos. No obstante, una posible indicación de ayuda puede ser:

  • lectura personal
  • reflexión-oración personal
  • en grupo, comunicación de experiencias personales y oración.

LA PREDILECCIÓN POR LOS PEQUEÑOS Y LOS POBRES

  • Lc 7, 11-17 Y devolvió el hijo a su madre viuda
  • Mt 18, 1-4 Quien no se haga como uno de estos pequeños
  • Lc 10, 25-27 El segundo es muy semejante al primero…

 

MARÍA, MAESTRA Y AUXILIADORA

  • Jn 2, 1-1 1 No tienen vino…
  • Lc 1, 46-55 Se alegra mí espíritu en Dios mi Salvador
  • Lc 2, 51 Y María guardaba todas estas cosas, meditándolas en su corazón

Final

Mirar a Don Bosco es encontrarse con esa persona que si le preguntabas adónde iba, respondía: al cielo. Así se entiende que en sus últimos momentos diga esa frase tan repetida y que encierra muy bien todo su ser, subrayando en estos momentos la dimensión trascendental de su vida: Decid a mis muchachos que los espero en el paraíso.

Los que andamos con Don Bosco “para aquí y para allá” sabemos que él nos ha prometido pan, trabajo y paraíso. Vivirlo así ya desde ahora es una manera preciosa de expresar la dimensión cristiana de nuestro ser exalumnos.

NOTA: Por si alguien quiere profundizar el tema, le puede servir el Aguinaldo del 1997: “Con los ojos fijos en Jesús, primogénito de muchos hermanos, ayudemos a los jóvenes a acogerlo en la fe”

Adreça

C/ Alcalá 211, bajo 11.

28028 Madrid

 

Telèfon

+34 646 284 420

E-mail

info@confedebosco.es